¿Qué sangre puede recibir mi paciente?

OBJETIVO

El objetivo principal de esta actividad fue realizar una determinación del grupo sanguíneo de los alumnos de primer curso del Ciclo Formativo Técnico en Auxiliares de Enfermería y los alumnos de segundo curso del Ciclo Formativo Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico.

Como objetivos específicos encontramos:

  • Aprender y manejar la técnica de determinación de grupo sanguíneo.
  • Controlar las compatibilidades entre los diferentes grupos sanguíneos.

DESARROLLO

En primer lugar la compañera que imparte docencia en el segundo curso del CF Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico y yo, concretamos una tarde para la realización de la actividad.

Es importante temporalizar la actividad una vez que los alumnos de laboratorio han visto las prácticas en sí y los alumnos de TCAE han avanzado en el estudio de la sangre, ya que de esta manera, los conocimientos se consolidan mejor.

El planteamiento fue el siguiente: los alumnos del CF de Laboratorio, explicarían a los alumnos de TCAE cuál es el procedimiento para realizar la determinación así como la importancia de realizarlo adecuadamente.

Posteriormente, los alumnos de TCAE obtendrían una muestra sanguínea para conocer cuál es su grupo sanguíneo.

Una vez que todos los grupos de trabajo realizan las extracciones de sangre y el estudio de las muestras, los mismos van rotando por los diferentes puestos de trabajo, para valorar las reacciones de las muestras de sangre de los demás.

Una vez que se realiza toda la rotación, se proponen diferentes nombres y cada equipo tiene que establecer los grupos sanguíneos que puede recibir esa persona.

 DIFICULTADES O POSIBLES MEJORAS

Aunque la actividad se desarrolló sin problemas, no teníamos disponibles reactivos para realizar la determinación del factor Rh, por lo que no pudimos completar el estudio.

 CONCLUSIONES

La actividad fue muy buen acogida por ambos grupos de alumnos. Por una parte, los alumnos de TCAE pudieron realizar las prácticas in situ, y de esta manera poder ver reflejado aquello que vemos en la teoría, en casos prácticos reales. Por otro, los alumnos de laboratorio, pudieron consolidar los contenidos al tener que explicar al resto la técnica, guiar en la realización de la práctica y trabajar con compañeros de la comunidad educativa con los que no están acostumbrados.

Las impresiones de ambos grupos fueron muy satisfactorias, en un ambiente distendido y relajado, que no sólo propició el compartir conocimientos si no establecer relaciones sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.